Ir al contenido principal

Puente colgante en Santaliestra

Puente colgante Santaliestra, río Ésera
Fotografía: Pilar Vidal Clavería
junio 2012

Comentarios

  1. Seguro que se mueve al pasar (con el poco equilibrio que tengo yo, igual me caigo!!). El río lleva mucha agua, ¿verdad?

    Muy chulo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Sí este puente lo pase y se mueve!!! el Ésera es un río caudaloso y el agua está muy fría!!! así que cuidadín con no caerse.

    Besos Elvira

    ResponderEliminar
  3. Creo que no podría cruzarlo con mi poco de vértigo que tengo...pero es PRECIOSO! Su entorno no tiene comparación...
    Debe ser una linda experiencia el cruzarlo,no?

    Puente colgante, movedizo e inquieto como nuestras emociones...

    ABRAZOS MILES, PILAR.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es un puente impresionante, puedes pasarlo lentamente, mirada al frente y adelante o si quieres te doy la mano y lo cruzamos juntas.

      Que buena la comparación con nuestras emociones, también les podemos dar la mano y no evitarlas sino atravesarlas...

      Abrazos miles Maritza

      Eliminar
    2. Te acepto la mano, Pilar.
      Besos!

      Eliminar
  4. Que preciosidad de puente, y si además le añadimos la emoción del movimiento, conseguimos un punto de desafio o atrevimiento cruzarlo...pero me apunto.

    Bona revetlla, Pilar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya veo el titular caravana de mujeres llegadas de diferentes orígenes atraviesan puente colgante y se lo pasan estupendamente.

      Bona revetlla Maria Dolors, un abraçada

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un puente irresistible, Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, camino del Llac Llong
Fotografía: Pilar Vidal Clavería julio 2017

Puentes en la Vall de Mulheres

Bosque de hayas en la valle de Mulheres
Fotografía: Pilar Vidal Clavería julio 2017

Puente del Petróleo en Badalona

Pont del Petroli, Badalona Contruido por CAMPSA en 1965 para la descarga de productos petrolíferos, con una longitud de 250 metros que se adentran en el mar. Se pretendió derribar en 2001, aunque las reivindicaciones de Josep Valls permitieron que el puente se salvara y se haya convertido en uno de los monumentos emblemáticos de la Badalona actual.
Fotografía: Pilar Vidal Clavería diciembre 2017