Ir al contenido principal

Cremallera sobre la carretera

Tren cremallera a Montserrat
Foto: Pilar Vidal Clavería
marzo 2012

Comentarios

  1. Que foto más bonita, entrañable tren cremallera, no se porqué, pero cuando
    asciendes a tan reducida velocidad, te sientes un poco niño, admiras todo
    el paisaje con calma, y al llegar al Monasterio de Montserrat, ya es tocar el cielo
    con tanta belleza acumulada .

    Bon dia Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aprender a serenarse al ir a poca velocidad, modificar el ritmo para después disfrutar del monasterio o seguir ascendiendo por sus alrededores.

      Bon dia Maria Dolors

      Eliminar
  2. Tren "cremallera"...me ha llamado la atención (cierre, se diría aquí) y si es así como dicen ustedes, que asciende a velocidad baja creo se debe disfrutar de cada detalle, tan importante para el buen vivir!
    Arriba, el Monasterio, como dice María Dolors, debe ser hermoso, no?... Siempre hay algo bueno ARRIBA.

    Besos y abrazos para ti, Pilar querida.
    Que tengas una bella jornada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La velocidad de estos trenes cremallera-cierre, es lenta, tanto en la ascensión como en el descenso, invitan a viajar a distinta velocidad.

      Gracias Maritza y un abrazos también para ti.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un puente irresistible, Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici

Parc Nacional d'Aigüestortes i Estany de Sant Maurici, camino del Llac Llong
Fotografía: Pilar Vidal Clavería julio 2017

Puentes en la Vall de Mulheres

Bosque de hayas en la valle de Mulheres
Fotografía: Pilar Vidal Clavería julio 2017

Puente del Petróleo en Badalona

Pont del Petroli, Badalona Contruido por CAMPSA en 1965 para la descarga de productos petrolíferos, con una longitud de 250 metros que se adentran en el mar. Se pretendió derribar en 2001, aunque las reivindicaciones de Josep Valls permitieron que el puente se salvara y se haya convertido en uno de los monumentos emblemáticos de la Badalona actual.
Fotografía: Pilar Vidal Clavería diciembre 2017